Tesorero de Valle de Chalco

. Javier Pérez Rivera, actual Tesorero Burricipal del Municipio de Valle de Chalco, cínico bloquea rampa y espacios Para discapacitados, negando pagar diez pesos al estacionamiento, dejando en absoluto bloqueo la entrada Para las personas más vulnerables, hacia el Palacio de Gobierno, denuncia con valentía y arrojo el minusválido JULIO HERNANDEZ a este faccioso funcionario, solapado por el Edil Ramón Montalvo, quien también autorizó el cobro de cuatro pesos a los baños instalados en el mismo Edificio de Gobierno, este par de rufianes, enemigos de la comunidad Chalquense, están acordes en sangrar la estabilidad de la vida cotidiana de esta comunidad, así lo expresa continuamente JULIO HERNANDEZ, con “palabras subjetivas” quien sufre las consecuencias erráticas de esta mancuerna satánica sin solvencia física, para atender los asuntos de personas en severos problemas de discapacitación Además acotó que el corrupto Alcalde y su gavilla de retrogradas crearon un ilícito negocio para su pestilente EGO, que las familias de contribuyentes que acuden a Palacio Municipal, con el fin de cumplir con sus impuestos, se encontraron con la novedad, que los Sanitarios Públicos, están el actualidad privatizados teniendo un costo de cuatro pesos, a pesar se entiende que son gratuitos para todas las personas que tienen la necesidad imperante y se avizora un quebranto de ley, por esta denigrante Administración que afrenta y vulnera las necesidad de los afectados, solo es servicio exclusivo de este aberrante y torpe Gobierno, Continuara…

jueves, 15 de diciembre de 2011

En Valle de Chalco hay que entrarle con $5,000.00 (CINCO MIL PESOS) para instalar un negocio

Una denuncia más en contra de un integrante del gobierno priísta que encabeza Luis Enrique Martínez Ventura, debido al abuso de autoridad, extorsiones por parte del jefe del departamento de atención a la industria de la masa y la tortilla, Lic. Alfonso Mejía Miranda.
En la queja No. CIM/PIP/0035/2011 presentada por la C. Cristina Ángela Ramírez Santiago en contra del Lic. Alfonso Mejía Miranda ante la Contraloría Municipal de Valle de Chalco, se menciona que debido a que el día seis de julio del presente año el Lic. Alfonso Mejía Miranda se presentó en la Colonia del Carmen, entre las calles Soto y Gama y Poniente Catorce, que es donde Cristina Ángela Ramírez Santiago renta un local en el cual laboraban tres técnicos de nombres Braulio Antonio Hernández, Raúl Antonio Amador y Gonzalo Flores Marín, los cuales se encontraban reparando una máquina de tortillas, y aproximadamente a las quince horas del día seis de julio del año dos mil once, se presenta el Lic. Alfonso Mejía Miranda, mostrándole a Cristina Ramírez su gafete de Servidor Público y al mismo tiempo se dirigió a los presentes preguntándoles quién era el encargado o responsable del local, a lo que los técnicos le respondieron que se dirigiera con Cristina Ramírez. El Lic. Mejía Miranda se acercó a Cristina Ramírez diciéndole que no se podía poner en ese local porque le estaba afectando a las demás tortillerías cercanas, a lo que Cristina Ramírez le contestó que ni siquiera estaban vendiendo tortillas ya que el negocio aún no se abre, sólo estaban reparando una máquina, y el Lic. Alfonso Mejía Miranda, le dijo que él era el jefe del departamento de atención a la industria de la masa y la tortilla, y le dijo que para que él la dejara trabajar y no tuviera problema alguno, Cristina Ramírez le tenía “que entrar” con una cantidad de $5,000.00 (CINCO MIL PESOS 00/100 M.N.); Cristina Ramírez le contestó que no tenía dinero y mucho menos esa cantidad, que a penas había comprado una máquina y eso era viejita porque no tenía dinero, él le dijo que mejor no se hiciera pendeja y que le diera los $5,000.00 (CINCO MIL PESOS 00/100 M.N.); que así la dejaría trabajar y no tendría problemas, ella le volvió a repetir que no tenía dinero y él le dijo: “bueno mañana te espero a las 11:00 de la mañana en mi oficina con los $5,000.00 (CINCO MIL PESOS 00/100 M.N.)”; y que si Cristina Ramírez no se presentaba en su oficina, el Lic. Mejía Miranda en la siguiente semana se presentaría en el local a clausurarle el local, al momento de decirle eso le mostró los sellos de clausura que le iba a poner y que entonces iba a tener que pagar una multa de $150,000.00 (CIENTO CINCUENTA MIL PESOS 00/100 M.N.); y que además perdería la máquina hasta por dos años y se retiró.
Cristina Ángela Ramírez Santiago aclaró que todo se lo dijo de una manera prepotente diciéndole palabras altisonantes y alzándole la voz. Hizo mención de que cuando todo ocurrió se encontraban los técnicos, Braulio Antonio Hernández, Raúl Antonio Amador y Gonzalo Flores Marín, los cuales ofreció como testigos de lo ocurrido y se comprometió a presentarlos cuando la autoridad administrativa requiriera su presencia como prueba de los hechos manifestados.

No hay comentarios.: