Valle de Chalco convertido en un gigantesco dormitorio

lunes, 29 de agosto de 2011


Alcalde del PRI peligroso traficante
Con pistola en mano invade terrenos en Valle de Chalco
* Convierte basurero clandestino en Central de Abasto
Por: La Corneada



El municipio de Valle de Chalco se ha convertido en negocio privado y en presa de las familias Martínez Ventura, Luna Munguía y Juan Meza Bonilla, quienes tras el amparo del PRI cometen todo tipo de atropellos contra la población, sin que haya autoridad en el Estado de México que frene sus excesos de poder.
Desde hace cuatro administraciones que se apoderaron de la administración municipal a través de Luis Enrique Martínez Ventura, hoy nuevamente como alcalde, en complicidad con Miguel Ángel Luna Munguía, impusieron una nueva forma de gobernar con métodos violentos, antidemocráticos, corruptos, con tintes de criminalidad y corporativos, hasta conformar una “red mafiosa” de familiares e incondicionales para saquear de manera indiscriminada las finanzas públicas.
Ambos personajes que se creen los caciques del rancho, exhiben su voracidad desmedida por el control y distribución del erario para satisfacer su egolatría personal, sin dejar de cometer todo tipo de actos de corrupción que denigra más la administración priísta hasta convertirla, al amparo del gobernador Enrique Peña Nieto, en un botín de guerra.
El ejemplo más ilustrativos de cómo el edil del PRI, Luis Enrique Martínez y Miguel Ángel Luna, violentan la ley con la finalidad de proteger sus actos de latrocino y despojos de tierra, mismo que están asentadas en el expediente de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México con el número MR/127/09, en la Dirección General del Centro Nacional de Investigación y Capacitación Ambiental a través del oficio DGCENICA/0185/07 y en el Tribunal Agrario del Distrito veintitrés, bajo el expediente 62/09. Con artimañas los caciques del PRI en confabulación con delegados de CORRETT en el Estado de México y agentes del Ministración Público local, se apropiaron de manera ilegal de una superficie de terreno de ciento dos mil quinientos metros cuadrados, del ejido denominado Ayotla y predio El Agostadero.
A pesar de que existen las pruebas suficientes de que dicho predio tiene dueño, el acalde del tricolor, Martínez Ventura en contubernio con su director de Desarrollo Urbano, Juan Manuel Paz Meza y familia, venden lotes de 120 metros cuadrados a la gente que carece de una vivienda, dinero del enganche y las respectivas mensualidades serían depositadas en la tesorería del lugar.
Sin embargo, el negocio redondo de los caciques del PRI también se da en utilizar a la policía municipal, inspectores de la tesorería y al subdirector de Desarrollo Urbano, Raymundo Trejo Escalante, para presionar a los deudores hasta que desisten de seguir pagando el terreno, para volverlo a vender hasta en cuatro ocasiones el mismo lote. El dinero que se recoge es entregado al alcalde, sin importar cometer desde el palacio de gobierno fraude con la venta de lotes.
Otro punto de corrupción, es el negocio ilegal que realiza Luis Enrique Martínez con su tío y dirigente de la CTM en el municipio, Nicolás Ventura Gómez, ambos personajes corruptos venden terrenos de manera clandestina en 60 mil pesos cada uno, mismos que son utilizados como un centro comercial al aire libre, lugar insalubre y un verdadero foco de infección y contaminación para la población.
El predio que están fraccionando está ubicado sobre la carretera Chalco – Tláhuac, lugar que en temporada de lluvias es inundado con aguas negras y pestilentes que bajan de las unidades habitacionales que construyó la empresa inmobiliaria Hara, el asentamiento humano irregular carece de una infraestructura para poder funcionar como una Central de Abasto en el municipio.
En este sentido, diversos líderes de mercados asentados por todo el territorio del municipio, dijeron que la competencia se convertirá en desleal, con el peligro que puede llevar a los negocios a la quiebra y al desempleo de miles de comerciantes, ceguera del que hace gala el alcalde del PRI.
Así mismo, trascendió que ésta medida de traficar de manera clandestina con terrenos es una medida desesperada del edil, Luis Enrique Martínez, por cubrir un presunto fraude superior a los 80 millones de pesos, dinero que asegura que utilizó en la compra de votos a favor del priísta Eruviel Ávila Villegas.
Debido a las denuncias de la población que hemos publicado en contra del gobierno de Valle de Chalco, hacemos responsable al presidente municipal Luis Enrique Martínez Ventura de cualquier atentado en contra de los representantes de los medios de comunicación que a continuación mencionamos: “La Corneada”, “El Golpe Político”, “Contexto Mexiquense” y “Política Mexiquense” por las agresiones de las que ya fuimos objeto por parte del fotógrafo Jaime Pintor Contreras de la Dirección de Comunicación Social que encabeza Bertha Angélica Albores Ramírez.


Más información en Contexto Mexiquense.

No hay comentarios.: