Valle de Chalco convertido en un gigantesco dormitorio

viernes, 22 de enero de 2010

LA JUBENTUD SIN ESPERANZA DE CAMBIOS SUSTANCIALES

Péndulo político 5 -2010 Emiliano carrillo carrasco

LA JUVENTUD SIN ESPERANZA DE CAMBIOS SUSTANCIALES.

Felipe Calderón , que después de cumplir la mitad de los 6 años para los que fue electo y en medio de la crisis económica que afecta no solamente a este país, alcanza el 55% de acuerdo ciudadano, 7 puntos menos que el que lograba un año antes, la población ve como primer elemento su situación económicael73%.mitofky
En la independencia y la revolución la mayoría de los jerarcas de la iglesia católica estuvieron al lado de los conquistadores y del régimen Porfirismo , si bien fueron grandes hombres como Hidalgo y Morelos quienes siendo curas encabezando la independencia junto a muchos otros mexicanos, con la finalidad de terminar la esclavitud y la pobreza ,de una nación dominada por 300 años por los conquistadores y estos representaban la fe cristiana, ante un pueblo con su cultura e historia, en nombre de la fe del cristianismo, fue dominado el pueblo Mexica; Benito Juárez ,impulsor de la ley desamortización “de manos muertas “ de los bienes del clero y restablecer el gobierno legal.
La UNAM, centro de embates a la cultura del poder de la derecha, sin sensibilidad y soberbia; esto permitió que una clase electoral cautiva siempre voto por el cambio de una verdadera democracia y la participación de la población en base al consenso de acuerdos de impacto social, a diez años del gobierno de la derecha incapaz de dar respuestas y de cambiar el modelo económico, a propiciado cada vez mas desigualdad y pobreza.
La cantidad de ciudadanos en pobreza “patrimonial” pasó de 46 millones a 50.6 millones, en sólo dos años; de 2006 a 2008. Y la Conejal, que así se simplifica el extenso nombre del tal Consejo, da más cifras; escalofriantes, preocupantes, que no hacen abrigar esperanzas, porque lo que sube, en la economía, ya no baja. ¿Porque no baja más? Y ya no baja, porque nuestras normas son las del mercado, las del librecambismo, las de la concentración de la riqueza en pocas manos a costa de la expropiación de los trabajadores, de los campesinos, de las clases medias.
Los empleados no tienen ninguna seguridad en el empleo; no tienen prestaciones – por lo menos las que ordena la ley federal del trabajo -; no tienen periodos vacacionales, y no hacen carrera, no hacen antigüedad en el empleo. Un estado dependiente del poder financiero y a una globalización encaminada a intereses exógenos.
LA educación que debería ser instrumento de desarrollo y progresos, es instrumento de intereses y sindicatos. El reto más grande para el sistema de educación mexicano en los próximos años será atender a la juventud que actualmente ni estudia ni trabaja y es presa fácil del crimen organizado, sin esperanza del presente y futuro inmersa a acciones de control, la creación de nuevos centros de estudios a nivel medio superior y licenciatura sin crecimiento a la demanda estudiantil, no hay escuelas publicas suficientes y el creciente aumento de escuelas particulares “patito, consentidas por la SEP y Los Estados ”
.El reto del gobierno es dotar de educación a los jóvenes Lo más grave es que la población de entre 15 y 18 años crecerá en los próximos cuatro años a un ritmo anual de 2.7 por ciento y habrá 666 mil jóvenes demandado un lugar en el bachillerato.
La realidad social: Actualmente viven en México 10.7 millones de jóvenes de entre 15 y 18 años, de ellos 3.7 millones están en las escuelas preuniversitarias. El 40 por ciento de ese total no concluirá sus estudios, engrosando con ello las cifras de la desocupación, la apatía y/o la delincuencia.
ACCIONES GUBERNAMENTALES: Lejos quedó su sentido humanista basado en el desarrollo integral del individuo como persona, más el enriquecimiento académico que incorporaba al ciudadano a la vida productiva del país. Bajo esa perspectiva se propiciaba que en términos generacionales, un obrero o campesino sabían que sus hijos tenían la oportunidad de ser profesionistas.
Lo anterior se conoce como movilidad social, fenómeno vinculado a la teoría de las clases sociales de un sistema socio económico. Actualmente la realidad es otra, confirmada por las mismas autoridades universitarias: las instituciones de educación superior son incubadoras de desempleados.
Las oportunidades son escasas en México, por lo que muchos jóvenes deciden dejar los estudios, buscar otros derroteros, como migrar, y reniegan del sistema. Si actualmente sólo tienen esa oportunidad menos de 60 por ciento de los más de cuatro millones de jóvenes de ese nivel etario, en los próximos cuatro años habrá 666 mil más que no podrán ingresar al bachillerato, pero tampoco a un empleo formal.
Estadísticas : De acuerdo con la información del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), en los últimos dos años se han perdido más de 2 millones de empleos y la tasa de demanda de una ocupación es de 2 por ciento, sobre una población que asciende a 107.5 millones.
La economía familiar lastimada por la crisis, los jóvenes Trabajan para comer o estudiar, el circulo de la pobreza y las obligaciones de adultos que debe asumir el joven, pese a su edad, el 58 por ciento de los jóvenes que ingresan al bachillerato, en el primer año deserta 78 por ciento o bien se dedican a convivir con sus amigos en la calle “su Familia solidaria“, al no haber ingresos suficientes para su alimentación, menos para ir a la escuela...
La alternancia de estudiar, trabaja y/o ayuda en los quehaceres domésticos, lo cual indica que de la escasa mitad que logra continuar hasta la universidad, para unas cuantas personas y una forma de reafirmar la inequidad y la desigualdad en México.
EL discurso como medio de justificación: El trabajo, por las políticas socio económicas basadas en el discurso que insiste en exaltar la creación de fuentes de empleo y una mejor calidad de vida. Las mismas cifras oficiales consideran sesenta y cinco millones de pobres patrimoniales y alimentarios. Sumando todas las pobrezas se reúnen ochenta millones de integrantes de la pobreza galopante en un país de 105 millones de habitantes.
La educación superior que intentará revertir el proceso de exclusión de los jóvenes de la escuela como una obligación del Estado y a reanimarlos para que permanezcan en las aulas.
La calidad educativa: se necesita una verdadera voluntad política, que implica certificar a los profesores, mover de puestos a directores, enfrentar los sistemas sindicales arcaicos y asegurar mejores ingresos al personal. Una de las garantías sociales en su artículo 3 de nuestra constitución, establece que la educación impartida por el Estado, deberá ser laica, basada en la ciencia democrática y obligatoria en cuanto a la preprimaria, primaria y secundaria, que debería ser a nivel medio superior y superior, para fortalecer el desarrollo de la nación.

No hay comentarios.: