Valle de Chalco convertido en un gigantesco dormitorio

domingo, 9 de octubre de 2011

TODOS SOBRE EL HUESO

Por Ernesto Partida Pedroza

Ayer me reuní con un grupo de amigos que están interesados en participar en el proceso electoral del 2012, todos ellos se dicen de izquierda, casi todos han apoyado a Andrés Manuel López Obrador.

Todos saben de lo poco éticos que han sido los partidos que se auto nombran de izquierda.

De pronto uno de ellos expreso su deseo de participar y después a otro se le invito para que participara y acepto.

En todo el tiempo en que duro la reunión se hablo solo de los asuntos coyunturales, nada de lo que perseguirían una vez instalados en la Cámara de diputados o en la Asamblea.

Todos ellos se llenan la boca de insultos para el inquilino de Los Pinos, pero nunca expresan lo que ellos harían diferente a lo que esta impulsando el presidente Calderón.

Son muy críticos contra la corrupción, sobre la pobreza, y de la inseguridad, pero no hablaron de las reformas que impulsarían una vez siendo diputados.

¿Qué reformas impulsarían para atacar de fondo la corrupción, la inseguridad y la pobreza?

No tengo la menor duda de que mis amigos tienen las mejores intenciones, pero de buenas intenciones esta construido el camino al infierno.

En el tiempo de la colonia, todos deseaban la libertad, una vez que la obtuvieron nuestros antepasados, no supieron que hacer con ella y con eso permitieron que otras potencias se apoderaran de nuestro país.

De igual manera, mis amigos tienen el deseo de estar en la cámara de diputados, creo que eso no esta mal, tienen todo el derecho, pero si llegan sin saber que hacer, otros serán los que determinaran el sentido del voto para cada reforma.

Lo ideal es que cada diputado tenga claridad del proyecto de nación que quieren impulsar.

Todos deseamos que México tenga un alto nivel de vida, todos estamos de acuerdo en eso, el problema esta en los comos, si no los saben, no tendrían razón para estar en la Cámara.

No tener claridad del quehacer de un diputado en relación a los grandes problemas del país, terminan haciendo leyes inútiles que no tienen una trascendencia para el país y en cambio, dejan a un lado las grandes reformas que este país necesita con urgencia.

Están pendientes desde hace muchos años las reformas política, fiscal, energética, educativa y laboral, ¿hasta cuándo?

Me he preguntado muchas veces sobre el porqué los diputados han sido incapaces de ponerse de acuerdo en las grandes reformas, la respuesta que me he dado es que casi todos tienen la vocación de ser opositores al gobierno en turno y el problema es que esa vocación la conservan aun siendo diputados.

No se dan cuenta de que cuando ya son diputados ya no deben ser opositores al gobierno, sino son ya parte del gobierno sobre el cual están obligados a tomar las decisiones que el país necesita.

Por otro lado, todos criticamos los sueldazos que se dan, pero nada se hablo de eso, la verdad es que es una gran tentación.

Muchos han sido luchadores sociales durante toda su vida, seguramente consideran que ya es “justo” tener una compensación.

El papel que han jugado estos en la construcción de ciudadanía ha sido muy importante, ¿podrán seguir construyendo ciudadanía desde el poder?

Actualmente los partidos políticos se han adueñado del poder, le han cerrado las puertas a la sociedad civil para que puedan manifestar sus inquietudes, ¿serán mis amigos capaces de regresar ese poder al pueblo?

Ojala que mis amigos lleguen a tener la claridad de lo que significa ser un buen diputado.

No hay comentarios.: